El Ford Modelo T

FORD MODELO T, EL NACIMIENTO DEL AUTOMÓVIL COMO TRANSPORTE DE MASAS

Chevrolet Bel Air

El Chevrolet Bel Air fue un automóvil producido en serie entre 1953 y 1975 por Chevrolet, una división de la General Motors Corporation. De 1950 a 1952, los Chevrolets de lujo eran llamados de Bel Air, aunque todavía no era el nombre oficial, utilizado recién a partir de 1953.

Ford Mustang

El Mustang fué creado por Ford, para competir con los vehículos roadster Europeos.

Vídeo para celebrar los 60 años del Corvette

Los años pasan y aunque no te lo creas, en 2013 se cumplen sesenta años desde que llego al mundo el Chevrolet Corvette.

El Plymouth Barracuda

El Plymouth Barracuda fue el primer “pony car”, debutando dos semanas antes que el Ford Mustang.

El salón del automóvil de Ginebra, paraíso de los supercoches

El salón del automóvil de Ginebra, paraíso de los supercoches
El modelo Q60 de Infiniti durante la presentación a la prensa del Salón del Automóvil de Ginebra
Capacidad de aceleración propia de un caza, interiores a medida y precios de siete cifras: el salón del automóvil de Ginebra es un terreno fértil para los “supercoches”, entre los que destaca uno de los más emblemáticos, el Bugatti Veyron. 

Bugatti (grupo Volkswagen) anunció el mes pasado que había vendido su último ejemplar de este modelo, el número 450, el coche de todos los superlativos que con un motor de 16 cilindros tiene hasta 1.200 caballos. 

El último Veyron, bautizado “La Finale”, preside el stand de la marca en el salón de Ginebra, que abrió sus puertas al público el jueves. 
“Con el Veyron, hemos creado un icono moderno y este salón es la ocasión de poner el coche en un pedestal, de decir gracias a todos los que han participado y de pasar página”, explica Stefan Brungs, director de ventas de la marca. 
Pero desde que el Veyron fue presentado a finales de los años 2000, le han surgido rivales en la prohibitiva esfera de vehículos reservados a los “ultrarricos”. 

Es el caso de Koenigsegg, que presenta en Ginebra su Regera, un coche dotado de un grupo motopropulsor híbrido (gasolina y electricidad) con una potencia combinada de 1.500 caballos, capaz de acelerar de 0 a 400 kilómetros por hora en 20 segundos, según el constructor. 
“En la actualidad, parece bastante normal tener casi 1 000 caballos” bajo el capó, subraya Jens Sverdrup, responsable de ventas de la marca sueca que se jacta de construir, no “supercoches” ni “hipercoches”, sino “megacoches”. 
Del Regera ya se han vendido varios ejemplares por unos dos millones de euros antes de su presentación en el salón. 

El mismo precio exige el constructor británico McLaren por ceder las llaves de su P1 GTR. Al igual que el Aston Martin Vulcan, otra espectacular novedad de este año, se trata de un vehículo para uso exclusivo en circuito y la compra incluye lecciones de pilotaje. 

'Selfies', pósters y modelos Pero cuidado, advierte Dave Eden, responsable de comunicación de la marca célebre por su palmarés en Fórmula 1: el P1 GTR estará reservado a los propietarios del P1 de carretera, un supercoche híbrido presentado en 2012, que ya suponía una inversión de más de un millón de euros. 

Para el GTR, “hemos previsto limitar los pedidos a 40 coches”, una cifra que ya ha sido prácticamente alcanzada, explica Eden. “La gente viene del mundo entero para ver nuestros coches” en Ginebra, asegura. 

Contrariamente a los stands generalistas, abiertos a todo el mundo, los de los constructores de supercoches están rodeados de barreras de cristal y su acceso está custodiado por guardaespaldas. 

Es el caso de marcas italianas emblemáticas, como Ferrari y Lamborghini, ante las cuales se agolpa una multitud masculina en busca de “selfies” y de fotos con las modelos que posan junto a las carrocerías. 

Algunos expositores, como los italianos de Pagani, se compadecen de aquellos que jamás tendrán los medios para comprarse uno de los superbólidos expuestos y les regalan... pósters.

Un inusual Ferrari alcanza 14,2 millones de euros en subasta de leyenda en París

Este descapotable poco común, que el actor francés Alain Delon condujo a mediados de los años 1960, estaba valorado entre 9, 5 y 12 millones de euros, si bien el misterioso comprador deberá abonar un total de 16, 3 millones de euros, impuestos incluidos.

Vehículos legendarios encontrados en una granja francesa alcanzaron precios de récord en una subasta en París, donde un comprador anónimo adquirió la 'joya de la corona', un Ferrari 250 GT California Spyder, por 14, 2 millones de euros.

Este descapotable poco común, que el actor francés Alain Delon condujo a mediados de los años 1960, estaba valorado entre 9, 5 y 12 millones de euros, si bien el misterioso comprador deberá abonar un total de 16, 3 millones de euros, impuestos incluidos.

En septiembre de 2014, este Ferrari junto a otros vehículos legendarios aparecieron en una finca del oeste de Francia, roídos por el óxido y la hiedra.

Fue como entrar "en la tumba de Tutankamón", había explicado Matthieu Lamoure, director de la casa de subastas Artcurial, al evocar este "tesoro automovilístico", calificado de "descubrimiento del siglo" por una revista especializada estadounidense.

Roger Baillon, un transportista fallecido a principios de los años 2000, constituyó esta colección de vehículos con evocadores nombres: Bugatti, Talbot, Hispano-Suiza, Delahaye o Delage; y con el objetivo de abrir un museo en su propiedad de tres hectáreas.

Pero, durante casi medio siglo, esta colección de decenas de vehículos permaneció dentro de hangares, más o menos estancos, tras un cambio de suerte de su propietario.

Aunque muchos vehículos se encontraban en mal estado, el Ferrari estuvo a salvo de los elementos en un garaje cerrado. Su compañero de estancia, un Maseratti A6G Gran Sport de 1956, se subastó por 1, 72 millones de euros, si bien estaba estimado entre 800.000 y 1, 2 millones de euros.

- 'Despertar a estas bellas durmientes' -

Esta venta de 59 automóviles, organizada por Artcurial en paralelo al salón de vehículos antiguos Rétromobile, alcanzó montos superiores a las estimaciones.

Y atrajo a curiosos, periodistas y compradores de todo el mundo por la rareza y la autenticidad de los coches.

Así, el lote número 46, un Talbot Lago T26 Grand Sport de 1949 estimado en 600.000 euros, alcanzó 1, 45 millones de euros a pesar de su lamentable estado.

Previamente, otro T26, cuya carrocería también tiene la firma del carrocero Saoutchik y que podría haber pertenecido al rey Faruq de Egipto, cuadruplicó su estimación inicial hasta venderse a un coleccionista estadounidense por 625.000 euros.

Según el tasador de la subasta, Hervé Le Poulain, los automóviles podrían aparecer dentro de algunos años en concursos de elegancia, como el californiano de Pebble Beach (oeste de Estados Unidos), tras largas y costosas restauraciones.

Pero no todos los vehículos cruzarán el Atlántico rumbo a Estados Unidos. El Estado francés hizo valer su derecho de adquisición preferente para uno de estos lotes, un inusual Panhard Dynamic de 1936, que debería exponerse en un museo de Compiègne (norte).

Antes de la subasta de tres horas de duración, el tasador había animado a los compradores a "despertar a estas bellas durmientes, para un nuevo destino", lo que representa una ingente tarea si se tiene en cuenta el estado de algunas de las piezas.

Por ejemplo, el lote número 26, un Amilcar CGSS, está incompleto y muy dañado. No obstante, este biplaza deportivo, estimado en entre 3.000 y 5.000 euros, se vendió finalmente por 46.000 euros.

"Una vida repleta de felicidad para restaurarlo", bromeó Le Poulain al principio de la venta.

Chevrolet Corvette Stingray 2014, como nunca lo viste


Chevrolet Corvette Stingray 2014, es la séptima generación de uno de los deportivos más famosos de cuantos hayan nacido en Estados Unidos. Con el Stingray 2014, GM supone el regreso de una de las denominaciones más evocadoras de cuantas hayan acompañado a esta máquina que desde hace seis décadas hace las delicias de los clientes más exigentes y apasionados en Estados Unidos, y porqué no, del público europeo también. La máxima deportividad la alcanzará con la versión Z51 con kit aerodinámico exterior y concepción de circuito.

Creemos que GM ha desarrollado un trabajo cuidadoso y de mucha investigación para hacer de su C7 un vehículo de alto desempeño de clase mundial, que puede pelear cara a cara con los exóticos del Viejo Continente. Es que la llegada de rivales cada vez más capaces y competentes han requerido trabajar a fondo en otros aspectos y fundamentalmente en el diseño. Su estética mantiene por sobretodo sus clásicos músculos. Y se destaca su distribución de pesos que en esta oportunidad es de un perfecto 50/50.


Podemos ir adelantando que el nuevo Chevrolet Corvette será el más eficiente de la historia, pero también el más potente desde su versión más básica de acceso, esta ya contará con 450 CV y un par de 610 Nm, y practicará el 0 a 100 km/h en torno a los 4 segundos además de besar los 300 km/h según se pronostica. Montará un motor de 6, 2 litros Small Block LT1, asociado a una caja manual de 7 velocidades o sino automática de 6. Será más rápido pero también más ágil y frenará mejor gracias a sus frenos Brembo escondidos tras sus llantas de 20"

La suspensión es la misma que utilizaba el modelo anterior pero los brazos son de aluminio. Utiliza el Magnetic Selective Ride Control, el cual controla la dureza de los amortiguadores dependiendo del tipo de conducción que se desee experimentar dentro de un habitáculo repleto de confort, calidad, y tecnología. Basta decir que el equipo multimedia del Corvette cuenta con detector de acciones gestuales, con un tablet de última generación y que el cuadro de mandos es completamente digital y configurable por el piloto. Que más, no?

Subastarán el Cadillac blindado de Al Capone


Las calles de Chicago a finales de los años 20 eran el campo de acción y batalla de las afamadas bandas de gángsters, quienes se disputaban el dominio del mercado clandestino y el contrabando de alcohol, restringido por la entonces vigente “ley seca”. Por este motivo, contar con un vehículo que brinde protección de los disparos tanto de la policía como de los gángsters rivales, significaba una gran ventaja.

El tristemente célebre Al Capone fue más allá de infundir el terror entre sus pares de la época; su fama trasciende el tiempo y genera fascinación hasta el día de hoy, donde el interés que despierta su historia, ocasiona que su emblemático vehículo tenga una expectativa de venta de 500.000.00 dólares.

El automóvil en cuestión es un Cadillac 341, equipado con un V8 de 5.6L que eroga 90 HP, un caballaje endemoniado para un vehículo de 1928. Pintado con los colores de la policía de Chicago, contaba además con una sirena y radio propios, donde se interceptaban las comunicaciones policiales. Este esquema de colores verde y negro, sumado a la sirena, le permitía abrirse paso en el tránsito fácilmente al momento de escapar.

Pero no sólo del sigilo se valía Al Capone, este Cadillac cuenta con gadgets al más puro estilo Bond. Todos los vidrios del vehículo cuentan con una pulgada de espesor, con orificios que permitían a las ametralladoras Thompson escupir sus ráfagas de balas hacia cualquiera de los lados. Además, la pequeña luneta trasera es rebatible, dándole lugar para expresarse violentamente a los mafiosos del asiento trasero. Se sumaban los orificios en el piso, por donde podían esparcirse clavos, aceite y humo para despistar a los persecutores.

La potencia de este auto le permitía acarrear con los 1,300 Kg extra de blindaje, conformado por planchas de acero forrado en amianto distribuidas en los paneles laterales. El radiador contaba con protección extra, y el maletero en la parte posterior del vehículo era en realidad un tanque de combustible adicional con capacidad para 150 L, muy necesario, debido a que con sus casi cuatro toneladas de peso total, el consumo del vehículo se disparaba a 4,25 Km/L. Tan perfecta era su concepción, que hasta fue usado posteriormente por el presidente norteamericano Franklin Roosvelt para su protección personal.

Vídeo para celebrar los 60 años del Corvette


Los años pasan y aunque no te lo creas, en 2013 se cumplen sesenta años desde que llego al mundo el Chevrolet Corvette. Con seis décadas a sus espaldas, este modelo ha sufrido muchas modificaciones. Empezó como un humilde descapotable de pocos caballos a uno de los deportivos más temidos y apreciados.



El Corvette se encuentra ahora en su sexta generación y el modelo C7 tendrá que llegar en 2014 si todo va según el plan. Por otro lado, todos los modelos producidos en 2013 serán versiones limitadas y podrán llevar de forma opcional el logotipo del 60 aniversario. La razón de ser limitados es que la fábrica de Bowling Green se pondrá las pilas para empezar la producción del nuevo modelo.

De momento, lo que tenemos es un vídeo para celebrar los 60 años. Una especie de recorrido a través del tiempo y diferentes modelos. Obviamente, salen escenas de carreras, algo que no puede faltar cuando hablamos de Corvette. También un pequeño recordatorio del tiempo logrado en el Nürburgring por el ZR1.

El secreto de la abuela que ama demasiado a su auto Mercury


Lo curioso está en los números: la dueña tiene 93 años de edad y su automóvil, en 48 años, ha sobrevivido a tres matrimonios y 18 cambios de batería y recorrido una distancia de 927.000 kilómetros, más que un viaje de regreso a la Luna.

Rachel Veitch, una abuela estadounidense de la Florida, adquirió su Mercury Comet Caliente por US$3.289 en febrero de 1964, el mismo año en que el grupo británico The Beatles ocupaba las primeras cinco posiciones en la lista de sencillos de Estados Unidos con canciones como "She Loves You".

Y tanto amó ella su vehículo que lo condujo hasta el 9 de marzo pasado.

Ese día tuvo que alejarse oficialmente del volante por problemas de visión.

A la venta

Ahora, el auto tiene un valor aproximado de US$12.000 y su propietaria muestra un celo bastante peculiar: no quiere legarlo a su familia de cuatro hijos, nueve nietos y 11 bisnietos por temor a que el vehículo no reciba los suficientes cuidados.

Es por eso que la abuela -quien se desempeñó como enfermera- quiere venderlo... y no a cualquiera.

Veitch tiene puesta la vista en el presentador de televisión Jay Leno, el anfitrión del programa TheTonight Show y un entusiasta de los carros clásicos.

"No he hablado con Jay Leno", declaró Veitch a la televisión de su país.

"Sin embargo, me pregunto si él estaría interesado".
No obstante, parece que le cuesta desprenderse del vehículo. "No creo que deberíamos empezar a hablar de eso en este momento".

Quizás la postergación se deba a que Rachel Veitch sigue haciendo planes con el Mercury, el cual será mostrado en una exhibición de autos antiguos en el estado de Wisconsin, en julio próximo.
Después "ya veremos", aseveró.

El secreto

Pese a su largo tiempo rodando, el Mercury Comet Caliente no ostenta ni por asomo Récord Guinness en la categoría de mayor kilometraje.

El récord lo tiene el también estadounidense Irv Gordon quien entró en el Libro Guinness en 1998 por los 2,72 millones de kilómetros de su Volvo P1800 de 1966.

Pero aunque no sea recordista en distancia, Veitch habla con autoridad cuando revela un secreto: el de su larga y estrecha relación con su vehículo.

La clave se resume en dos palabras: "cuidado y atención".
Algunos, con razón o no, podrían preguntarse si algo de celos habrán sentido con el Mercury Comet Caliente los tres maridos que tuvo la abuela.